CHAKRA
5 VISHUDDHA “lugar puro” centro de comunicación

Entre
nuestra mente y nuestro corazón está el sonido de la reconciliación. El grito
de la libertad de haber encontrado el sendero de la existencia luminosa y
amorosa. La alegría explosiona y nos controla. La mente se entrega al alma del
gozo sin límite. La palabra se convierte en sagrada, el sonido se hace Divino.
Todo es transformado por el bien absoluto en la forma de sonido. Decir la
verdad es mi misión, gritar la gratitud es mi deseo, trasmitir mi gozo es mi
destino. Aquí en el lugar de la reconciliación de todos los mundos. La pureza
se alcanza para ser entregada. Encontrar la paz del despertar a la verdad dulce
y unificadora de todas las almas. Aquí la música es sanadora y atrapa al dolor
para llevarlo al amor. Aquí aflora mi voluntad, mi capacidad de decidir y el
sentido más profundo y esencial de la verdad. Aquí preside el dharma, la verdad
de lo que soy. Aquí reside el espacio ilimitado de mi voz conectada con el bien
absoluto y amoroso. El silencio y la meditación del agente más cualificado para
llevarme a mi verdadero ser amador. Sin miedo a ser lo que soy y quien soy.
Saber que debo de ser poseído por el don de servir y de amar y gritarlo sin límites
sin ningun temor. El don de dar en la palabra, y el canto del bien más sagrado
que es de Dios. Comunicarte con tu verdad, entregarla a la verdad absoluta,
eterna e infalible y danzar en este sonido sagrado. La voz del don de vivir la alegría
de poder dar el amor. Nada se queda dentro ya que muere con tormento. Entregar
toda la bendición, sin ninguna condición. Alcanzar la gloria y la gracia ahora
recitando el gran mantra del amor. Mi garganta se creó para tomar prasada “
alimento de amor” y gritar con gran
fervor el don del nombre de Dios. Desde aquí soy alabanza, don de decir mi gran
amor. Canto y recito el gran nombre para así poder alcanzar el gran don, servir
y servirte con dulce amor. HARE KRISHNA HARE KRISHNA KRISHNA KRISHNA HARE HARE
HARE RAMA HARE RAMA RAMA RAMA HARE HARE.

Meditación, plantas
medicinales, puntos de acupuntura, radiestesia “péndulo”, preparados de gemas y
aceites esenciales, los mudras, el yoga, gesto, estirar. Todo para sintonizar,
equilibrar el chakra de la comunicación.